Nutrición Parenteral versus Nutrición Enteral | Unidos por la nutrición clínica

Nutrición Parenteral versus Nutrición Enteral

Diferenciando Dos Tipos de Apoyo Nutricional Clínico

La elección del soporte de nutrición y la vía de administración depende del estado clínico del paciente. La regla general es “si el intestino funciona, úsalo”. Sin embargo, la nutrición parenteral total o complementaria es indicada cuando los requerimientos nutricionales no pueden cumplirse adecuadamente vía oral o por alimentación parenteral o si la alimentación enteral u oral son contraindicados.

Definición de la Nutrición Parenteral y Enteral

La nutrición enteral (NE) incluye los suplementos nutricionales orales (SNO) y fórmulas enterales a través de sondas, nasoenterales y nasogástricos.1 La NE provee nutrientes y energía a las células de la mucosa, estimulando el metabolismo de la célula epitelial, las secreciones pancreáticas y el flujo de la bilis, así como también la liberación de las hormonas gastrointestinales (GI) enterotróficas, y el aumento del flujo sanguíneo en la mucosa.2 Mientras que la nutrición parenteral (NP) brinda nutrientes, a través de una infusión intravenosa, de forma directa en la circulación sistémica, evitando el tracto gastrointestinal (GI).

El siguiente cuadro ilustra cómo se puede determinar la elección del soporte nutricional:

Gráfico que explica cómo determinar la vía de administración

Indicaciones para la NE

En pacientes con un tracto gastrointestinal (GI) en funcionamiento, la NE se inicia preferentemente dentro de las 24 a 48 horas de la admisión a la unidad de cuidados intensivos (UCI), y por lo general es preferible a solo la NP.3,4,5,6,7,8

Cuando la NP es recomendada  

La NE sola normalmente no es suficiente para proporcionar la cantidad requerida de energía y proteína.9 Esto podría ocasionar déficit conocido y agravar los resultados clínicos.10 En estos casos, la NP puede ayudar a lograr el objetivo calórico.9 Si la NE es contraindicada o una tolerancia limitada para la NE por un periodo prolongado no permite el consumo suficiente para cubrir todas las necesidades nutricionales  del paciente, la NP es indispensable para complementar o reemplazar la fórmula enteral con la finalidad de evitar la desnutrición relacionada con enfermedades.11,12

Si la NE no es suficiente, la NP puede llenar ese vacío.

¿Qué Nutrientes proporciona la NP?

El tratamiento nutricional clínico brindado a través de la NP incluye agua y nutrientes esenciales, tales como aminoácidos, carbohidratos, grasas y micronutrientes.

Estos nutrientes son infundidos escencialemente como:

  • Carbohidratos: Infundidos como glucosa con el fin de proporcionar la energía disponible de una manera rápida.
  • Proteínas: Presentes como aminoácidos que serán usados por el cuerpo como elementos primarios de los músculos, también juegan un rol en las reacciones bioquímicas y la respuesta inmune.
  • Grasas: representados por emulsiones de lípidos que contienen triglicéridos; sirven como una forma compacta de almacenar la energía debido a su alta energía y bajo contenido de agua; provee ácidos grasos esenciales y constituye una parte importante de la estructura de las células.

Todos estos 3 macronutrientes en las cantidades correctas brindan un soporte de nutrición adecuado y balanceado que pueden tener un impacto positivo en los resultados clínicos, tales como los índices de la infección, la duración de la estadía en el hospital o la mortalidad.

El soporte nutricional no es exclusivo de la administración de NE o NP. Sin embargo, la NP y la NE se complementan uno a otro, por ejemplo, con el uso de la NP más la alimentación enteral mínima “trófica” o la NE más la NP complementaria.

  • 1. Kreymann KG, Berger MM, Deutz NE et al. ESPEN Guidelines on Enteral Nutrition: Intensive care. Clinical Nutrition 2006;25(2):210–223. (Pautas de la ESPEN sobre la nutrición Enteral: cuidados intensivos)
  • 2. Druml W. Clinical strategies for prevention of bacterial translocation. In: Herbert MK, editor. Problems of the gastrointestinal tract in anesthesia. Springer Verlag 1999:118-126. (Estrategias clínicas para la prevención de la translocación bacterniana – Problemas del tracto gastrointestinal en la anestesia)
  • 3. Heyland DK. Parenteral nutrition in the critically-ill patient: More harm than good? Proc Nutr Soc 2000;59:457-466. (¿NP en el paciente criticamente enfermo: ¿es más doloroso que bueno?)
  • 4. Heyland DK, Dhaliwal R, Drover JW et al. Canadian clinical practice guidelines for nutrition support in mechanically ventilated, critically ill adult patients. JPEN 2003;27:355-373. (Pautas Canadienses de práctica clínica para el soporte de nutrición en pacientes críticamente enfermos, ventilados mecanicamente)
  • 5. Gramlich L, Kichian K, Pinilla J et al. Does enteral nutrition compared to parenteral nutrition result in better outcomes in critically ill adult patients? A systematic review of the literature. Nutrition 2004;20:843-848. La nutrición enteral en comparación a la nutrición parenteral ¿tiene mejores resultados en pacientes adultos críticamente enfermos?)
  • 6. Rubinsky MD, Clark AP. Early enteral nutrition in critically ill patients. Dimens Crit Care Nurs 2012;31:267-274.
  • 7. McClave SA, Martindale RG, Vanek VW et al. Guidelines for the Provision and Assessment of Nutrition Support Therapy in the Adult Critically Ill Patient: Society of Critical Care Medicine (SCCM) and American Society for Parenteral and Enteral Nutrition (A.S.P.E.N.). JPEN 2009;33:277-316. (Pautas para la Provisión y Evaluación de la Terapia de Soporte nutricional en Pacientes adultos críticamente enfermos – SCCM y ASPEN)
  • 8. Singer P, Berger MM, Van den Berghe G et al. ESPEN Guidelines on Parenteral Nutrition: intensive care. Clin Nutr 2009;28(4):387-400. (Pautas de la ESPEN sobre nutrición aprenteral: cuidados intensivos)
  • 9. a. b. Heidegger CP, Berger MM, Graf S et al. Optimisation of energy provision with supplemental parenteral nutrition in critically ill patients: a randomised controlled clinical trial. Lancet 2013;381(9864):385-393. (Optimización de la provisión de energía con la nutrición parenteral suplementaria en pacientes críticamente enfermos: un ensayo clínico controlado aleatorio)
  • 10. Thibault R, Heidegger CP, Berger MM et al. Parenteral nutrition in the intensive care unit: cautious use improves outcome. Swiss Med Wkly 2014;144:w13997. (Nutrición parenteral en la unidad de cuidados intensivos: el uso cauteloso mejora los resultados)
  • 11. National Collaborating Centre for Acute Care (UK). Nutrition Support for Adults Oral Nutrition Support, Enteral Tube Feeding and Parenteral Nutrition. NICE Clinical Guidelines, No. 32 London 2006. (Soporte de Nutrición para la Nutrición parenteral, Tubo de alimentación enteral y Soporte de nutrición oral de Adultos)
  • 12. Kreymann KG. Early nutrition support in critical care: A European perspective. Curr Opin Clin Nutr Metab Care 2008;11:156-159. (Soporte de nutrición temprana en cuidados críticos: una perspectiva europea)

más información

Mujer en cama del hospital con alimentos sobre una mesaartículoBases de la Nutrición
profesional
nutricionista
enfermero/a
farmacéutico/a
médico/a
Sobre la Nutrición Clínica
Médico con una carpeta frente a la solución de la NPartículo¿Qué es la Nutrición Parenteral?
profesional
nutricionista
enfermero/a
farmacéutico/a
médico/a
Sobre la Nutrición Parenteral

Eventos

Descargas