¿Por qué son importantes la Detección y Evaluación? | Unidos por la nutrición clínica

¿Por qué son importantes la Detección y Evaluación?

Beneficios de la detección y evaluación del riesgo nutricional

El diagnóstico temprano de la desnutrición relacionada con enfermedades es el primer paso en la gestión efectiva de este problema de atención médica prevalente. En un estudio completo, se encontró que solo el 50% de los pacientes desnutridos eran reconocidos en la práctica clínica regular.1 La desnutrición severa puede identificarse con bastante facilidad, mientras que los estados menos graves, en particular en pacientes con condiciones complejas, tienden a volverse evidentes solo en las últimas fases del tratamiento.2 Por esta razón, el tamizaje obligatorio mediante una herramienta válida de detección de riesgo nutricional es recomendable para la identificación temprana y el tratamiento de la desnutrición. Estas herramientas validadas de identificación  del riesgo nutricional han probado efectividad al identificar a los pacientes en riesgo.3,4

Beneficios para el paciente de la identificación del riesgo nutricional

Cuando se realiza el diagnóstico del riesgo nutricional, se pueden reducir o prevenir los efectos deletéreos de la desnutrición relacionada con enfermedades. Estos beneficios incluyen:

  • Cicatrización de heridas de forma más rápida5
  • Menos complicaciones5,6,7,8,9
  • Menor número de infecciones5,7,8,10
  • Duración más corta en ventilación mecánica9,10
  • Menor estancia hospitalaria6,11
  • Movilización más rápida y menos convalecencia6
  • Mejor calidad de vida12

La detección temprana es primordial para hacer una buena nutrición  

Para contrarrestar la desnutrición hospitalaria y sus consecuencias, su identificación oportuna y una rápida respuesta para iniciar el tratamiento nutricional son cruciales, especialmente en los grupos en riesgo. En la actualidad, solo el 50% de los casos de desnutrición relacionada con enfermedades son reconocidos en la práctica clínica regular.1,13

Un buen cuidado nutricional es una parte vital de la gestión de pacientes e incluye:

  • Adecuada evaluación del estado nutricional
  • Decisión a cerca de la estrategia nutricional
  • Cálculo de los requerimientos de nutrientes y energía
  • Decisión sobre la vía de administración
  • Monitoreo estricto de la terapia nutricional
  • Manejo adecuado de complicaciones

Herramientas Recomendadas para la evaluación del paciente

Se han diseñado varias herramientas de evaluación  para detectar la desnutrición  energético- proteica en los pacientes. Las herramientas comunes de detección son efectivas para predecir si es probable que la desnutrición se desarrolle y/o empeore. La Sociedad Europea de Nutrición Clínica y Metabolismo (ESPEN, por sus siglas en inglés), ha establecido las pautas para detección del riesgo nutricional de los pacientes hospitalizados14, sugiriendo las siguientes herramientas para evitar la desnutrición.

  • Tamizaje de riesgo nutricional 2002 (Nutritional Risk Screening, NRS 2002) para el uso en el ámbito hospitalario14
  • Evaluación Global Subjetiva (Subjective Global Assessment, SGA) para el uso en el ámbito hospitalario15
  • Herramienta universal  para  detección de desnutrición (Malnutrition Universal Screening Tool, MUST) para el uso en la comunidad14
  • Evaluación mini nutricional (Mini-Nutritional Assessment, MNA) para el uso con los pacientes de tercera edad14

Por lo general, los métodos más usados para identificar desnutrición son la evaluación del estado nutricional, mediante el uso de la NRS 2002, MUST o la SGA, así como también la interpretación de los parámetros bioquímicos.

Cada método de evaluación ha sido recomendado para diferentes poblaciones de pacientes, grupos de atención y grupos etários. El criterio para la selección de la herramienta apropiada también incluye la validez y confiabilidad del método, la capacidad predictiva, la aceptabilidad por parte de los pacientes y de quienes la realizan,  así como la simplicidad del uso.4

Las herramientas consideran la pérdida del peso, el índice de la masa corporal, los niveles de la albúmina sérica, los síntomas físicos de la desnutrición, edad, y la gravedad de la enfermedad entre los síntomas de la desnutrición relacionada con enfermedades.16

La evaluación es el segundo paso del progreso de manejo nutricional. Es una evaluación detallada, más específica y en profundidad de las causas de la malnutrición y los factores de riesgo para la deficiencia de  nutrientes y líquidos.  

La evaluación debería realizarse por un experto en nutrición (por ejemplo, un nutricionista, un médico interesado en la nutrición, o una enfermera especialista en nutrición) o por un equipo de soporte nutricional.

El juicio clínico es esencial para decidir el seguimiento apropiado. El cumplimiento de la evaluación permite intervenciones que pueden ofrecer mejores resultados.

  • 1. a. b. Kruizenga HM, Van Tulder MW, Seidell JC et al. Effectiveness and cost-effectiveness of early screening and treatment of malnourished patients. Am J Clin Nutr 2005;82:1082-1089.
  • 2. Kruizenga HM, de Jonge P, Seidell JC et al. Are malnourished patients complex patients? Health status and care complexity of malnourished patients detected by the Short Nutritional Assessment Questionnaire (SNAQ). Eur J Intern Med 2006;17(3):189-194. . (¿Los pacientes malnutridos son pacientes complejos? Estado de la salud y la complejidad del cuidado de los pacientes malnutridos detectados por el Breve Cuestionario de Evaluación Nutricional)
  • 3. Tappenden KA, Quatrara B, Parkhurst ML et al. Critical role of nutrition in improving quality of care: an interdisciplinary call to action to address adult hospital malnutrition. JPEN 2013;37(4):482-487.
  • 4. a. b. Van Bokhorst-de van der Schueren MA, Guaitoli PR, Jansma EP et al. Nutrition screening tools: does one size fit all? A systematic review of screening tools for the hospital setting. Clin Nutr 2014;33(1):39-58.5
  • 5. a. b. c. Waitzberg DL. Efficacy of nutritional support: evidence-based nutrition and cost-effectiveness. Nestle Nutr Workshop Ser Clin Perform Programme 2002;7:257-271. (Eficacia del soporte nutricional: costo-efectividad y nutrición en base a la evidencia)
  • 6. a. b. c. Correia MI, Waitzberg DL. The impact of malnutrition on morbidity, mortality, length of hospital stay and costs evaluated through a multivariate model analysis. Clin Nutr 2003;22(3):235-239. (El impacto de la malnutrición sobre la morbilidad, mortalidad, estancia hospitalaria y los costos evaluados a través de un análisis modelo)
  • 7. a. b. Jie B, Jiang ZM, Nolan MT et al. Impact of nutritional support on clinical outcome in patients at nutritional risk: a multicenter, prospective cohort study in Baltimore and Beijing teaching hospitals. Nutrition 2010;26(11-12):1088-1093. (El impacto del soporte nutricional en el resultado clínico en pacientes en riesgo nutricional: un estudio de cohorte prospectivo, multicéntrico en Baltimore y Beijín)
  • 8. a. b. Kennedy JF, Nightingdale JM. Cost savings of an adult hospital nutrition support team. Nutrition 2005;21(11-12):1127-1133. (Ahorro de costos de un equipo de soporte de nutrición del hospital)
  • 9. a. b. Heidegger CP, Berger MM, Graf S et al. Optimisation of energy provision with supplemental parenteral nutrition in critically ill patients: a randomized controlled clinical trial. Lancet 2013;381(9864):385-393. (Optimización de la provisión de energía con la nutrición parenteral suplementaria en pacientes críticamente enfermos: un ensayo clínico controlado aleatorio)
  • 10. a. b. Alberda C, Gramlich L, Jones N et al. The relationship between nutritional intake and clinical outcomes in critically ill patients: results of an international multicenter observational study. Int Care Med 2009;35(10):1728-1737. (La relación entre el consumo nutricional y los resultados clínicos en pacientes críticamente enfermos: resultados de un estudio de observación multicéntrico internacional)
  • 11. Martin CM, Doig GS, Heyland DK et al. Multicentre, cluster-randomized clinical trial of algorithms for critical-care enteral and parenteral therapy (ACCEPT). CMAJ 2004;170(2):197-204.
  • 12. Ha L, Hauge T, Spenning AB et al. Individual, nutritional support prevents undernutrition, increases muscle strength and improves QoL among elderly at nutritional risk hospitalized for acute stroke: a randomized, controlled trial. Clin Nutr 2010;29(5):567-573.
  • 13. NICE: National Collaborating Centre for Acute Care. Nutrition support in adults: Oral nutrition support, enteral tube feeding and parenteral nutrition. Methods, evidence and guidance. London 2006.
  • 14. a. b. c. d. Kondrup J, Allison SP, Elia M et al. ESPEN Guidelines for Nutrition Screening 2002. Clin Nutr 2003;22(4):415-421. (Pautas de la ESPEN para la Revisión de Nutrición)
  • 15. A.S.P.E.N. Board of Directors and the Clinical Guidelines Task Force. Guidelines for the use of parenteral and enteral nutrition in adult and pediatric care. JPEN 2002;26:1SA-138SA.
  • 16. Mueller C, Compher C, Ellen DA et al. A.S.P.E.N. Clinical Guideline: Nutrition screening, assessment, and intervention in adults. JPEN 2011;35(1):16-24.

más información

Mujer en cama de hospitalartículo¿Qué es la desnutrición relacionada con enfermedades?
profesional
nutricionista
enfermero/a
farmacéutico/a
médico/a
Sobre la Desnutrición Relacionada con Enfermedades
Paciente en el hospital que usa una balanzaartículoTamizaje del Riesgo Nutricional
profesional
enfermero/a
Evaluación y Chequeo del Riesgo Nutricional
Nutricionista y médico revisando la historia médica del pacienteartículoHerramientas de detección de riesgo nutricional
nutricionista
médico/a
Evaluación y Chequeo del Riesgo Nutricional

Eventos

Descargas