Prevención del Deficit Calórico | Unidos por la nutrición clínica

Prevención del Deficit Calórico

Cómo definir metas calóricas para los pacientes de la UCI

Los riesgos del déficit calórico 

Sin nutrición adecuada, un paciente puede desarrollar un déficit calórico, lo que empeora su resultado general. Si el déficit calórico se mantiene a lo largo del tiempo, ello puede conducir a desnutrición severa y perjudicar la recuperación del paciente.

Para los pacientes de la UCI que acumulan déficits calóricos durante los primeros días de ingreso, es difícil compensarlos  posteriormente, lo que puede perjudicar su resultado.1,2 Los estudios muestran que en los pacientes en estado crítico con déficit calórico acumulado de aproximadamente 5.000 – 9.000 kcal durante la primera semana en la UCI o >100 kcal/kg BW/d las complicaciones debido a las infecciones ocurren más frecuentemente.1,3,4 Además, los déficits nutricionales están asociados con el aumento del uso de antibióticos, ventilación mecánica, estancia en la UCI y mortalidad.5-7

Por ejemplo, se observó un aumento de la mortalidad en la UCI en pacientes con ventilación mecánica y balance negativo medio de energía acumulada de aproximadamente 3.550 (± 4,591) kcal.8  

Por lo tanto, para alcanzar el soporte nutricional adecuad, el manejo de la nutrición debe iniciarse lo más temprano posible.

Segundo el Prof. Dr. Pierre Singer, presidente de ESPEN y director del departamento general de cuidados intensivos, del Rabin Medical Center, en Tel Aviv (Israel), muchos estudios observacionales han demostrado que los déficits calóricos más grandes conducen a más complicaciones.9 Sin embargo, él señala que proveer mucha energía también puede resultar en complicaciones. Por lo tanto, se necesita ajustar individualmente el soporte energético tan bien como sea posible.

Estimación de las necesidades energéticas  

Hoy en día, la calorimetría es el método preferible para estimar las necesidades energéticas de un paciente.10 Sin embargo, este método no siempre es factible. Una alternativa es una estimación de las necesidades basada en la meta calórica del paciente utilizando la siguiente fórmula:10,11

  • < > 20-25 kcal por kilogramo (kg) de peso corporal por día en la fase temprana aguda de la enfermedad crítica

    25-30 kcal/kg de peso corporal por día en la fase de recuperación / pacientes estables

Las necesidades energéticas individuales de un paciente también pueden ser evaluadas por la medición directa del gasto energético en reposo (GER) o por utilizarse una ecuación que calcula el GER, como la ecuación de Harris-Benedict:

Estimación del GER utilizando la ecuación de Harris y Benedict

A continuación, los factores de actividad o trauma deben ser considerados para calcular las necesidades más altas de energía debido a la actividad física e al estrés metabólico relacionado a la enfermedad subyacente:12

Considerar los factores de actividad o trauma al calcular el GER

Por qué el gasto de energía aumenta en pacientes en estado crítico

El GER es la cantidad de energía que una persona necesita en condiciones fisiológicas normales durante las fases de reposo, como para la respiración y la función cardíaca. En situaciones que someten el cuerpo al estrés fisiológico, como en casos de cirugía o enfermedad grave, las necesidades energéticas cambian.13

Durante un período de inanición simple, el cuerpo conserva sus reservas de energía reduciendo el gasto energético. Esto mantiene los procesos fisiológicos funcionando normalmente hasta que el aporte nutricional se  restablezca. Sin embargo, durante el proceso de estrés, el cuerpo reacciona de manera diferente. La respuesta del cuerpo al estrés implica distintos cambios en los niveles hormonales, lo que aumenta el GER y, consecuentemente, las necesidades energéticas durante la enfermedad crítica. Los pacientes en estado catabólico rápidamente rompen todas las reservas de nutrientes del cuerpo para asegurar el aporte inmediato de nutrientes, como la glucosa, para elevar la temperatura corporal e inducir la fiebre para combatir la infección.13

Las reservas de proteínas se rompen para convertirse en proteínas esenciales. Para evitar que la proteína sea mal utilizada por el cuerpo, tanto la glucosa como la proteína deben ser suministradas paralelamente al paciente. El catabolismo proteico y la ausencia de la síntesis proteica son dos razones por qué la pérdida muscular ocurre en los pacientes en estado crítico.14

Debido a esos procesos, es importante que los pacientes en estado crítico sean alimentados adecuadamente y que los déficits calóricos sean evitados a través del suministro suficiente de calorías.

REFERENCIAS:

1. Villet S, Chiolero R, Bollmann M et al. Negative impact of hypocaloric feeding and energy balance on clinical outcome in ICU patients. Clin Nutr 2005;34:502-509.

2. Singer P, Pichard C, Heidegger CP et al. Considering energy deficit in the intensive care unit. Curr Opin Clin Nutr Metab Care 2010;13(2):170-176. doi: 10.1097/MCO.0b013e3283357535.

3. Dvir D, Cohen J, Singer P. Computerized energy balance and complications in critically ill patients: An observational study. Clin Nutr 2006;25:37-44.

4. Faisy C, Candela Llerena M, Savalle M et al. Early ICU Energy Deficit Is a Risk Factor for Staphylococcus aureus Ventilator-Associated Pneumonia. Chest 2011;140(5):1254-1260. doi:10.1378/chest.11-1499.

5. Alberda C, Gramlich L, Jones N et al. The relationship between nutritional intake and clinical outcomes in critically ill patients: results of an international multicenter observational study. Intensive Care Med 2009;35:1728–1737.

6. Petros S, Horbach M, Seidel F et al. Hypocaloric vs Normocaloric Nutrition in Critically Ill Patients: A Prospective Randomized Pilot Trial. JPEN April 3, 2014.

7. Rubinson L, Diette GB, Song X et al. Low caloric intake is associated with nosocomial bloodstream infections in patients in the medical intensive care unit. Crit Care Med 2004;32:350-357.

8. Singer P, Anbar R, Cohen J et al. The tight calorie control study (TICACOS): a prospective, randomized, controlled pilot study of nutritional support in critically ill patients. Intensive Care Med 2011;37(4):601-609.

9. Singer P. Clinical consequences of energy deficit in ICU. Retrieved from http://www.espen.org/education/electronic-video-library/pearls-of-knowledge?jupage=0.

10. Singer P, Hiesmayr M, Biolo G et al. Pragmatic approach to nutrition in the ICU: Expert opinion regarding which calorie protein target. Clin Nutr 2014 Apr;33(2):246-251.

11. Kreymann KG, Berger MM, Deutz NE et al. ESPEN Guidelines on Enteral Nutrition: Intensive Care. Clin Nutr 2006;25(2):210-223.

12. Austrian Society of Clinical Nutrition (AKE). Recommendations for enteral and parenteral nutrition in adults. Vienna 2008.

13. Fletcher J. Giving nutrition support to critically ill adults. Nursing Times 2015;111:12-16. Retrieved from http://www.nursingtimes.net/home/specialisms/nutrition/giving-nutrition-support-to-critically-ill-adults/5083318.article.

14. Schefold JC et al. Intensive care unit-acquired weakness (ICUAW) and muscle wasting in critically ill patients with severe sepsis and septic shock. Journal of Cachexia, Sarcopenia and Muscle 2010;1(2):147-157.

 

más información

artículoPrevención del Deficit Calórico
profesional
nutricionista
enfermero/a
farmacéutico/a
médico/a
Sobre la Desnutrición Relacionada con Enfermedades

Eventos

Descargas